Salas 28.06.2018 > Argentina

Argentina: Sólo tres empresas competirán por los casinos bonaerenses

Por la inestabilidad económica del país, de las ocho firmas interesadas inicialmente (incluyendo locales e internacionales), quedaron tres grupos empresarios nacionales que se presentaron hoy en la licitación para administrar 3.860 slots de siete casinos de la provincia de Buenos Aires.

Por primera vez en la historia de la provincia de Buenos Aires (Argentina), se abrió una licitación pública por el negocio del juego. Desde 1995, todas las habilitaciones habían sido otorgadas y renovadas de manera directa, sin competencia. Cierta inestabilidad financiera y la corrida del dólar (así como otras estrategias comerciales) hicieron que operadores globales como Codere o Enjoy desistieran de participar en el proceso. Tampoco se presentaron Solaire y Ajest. Quienes sí lo hicieron fueron Boldt, la firma de la familia Tabanelli que opera las slots de los casinos de la provincia desde hace 23 años, Oasis Entertainment (maneja el Bingo Pilar) y Casino Victoria (Entre Ríos).
 
Así, Boldt podría retener todo el negocio dentro de un mes y medio, cuando culmine el proceso licitatorio. Se enfrentará a Casino Victoria, de Daniel Mautone, y a Oasis Entertainment, de Ricardo Glazman y Alejandro Gravier (marido de la ex modelo Valeria Mazza). Ninguno de los dos presentó una oferta por Trilenium, el gran complejo de Tigre, que, con 1.600 slots y una fuerte afluencia de jugadores, es la ‘joya’ de la licitación. Boldt es la única compañía que buscará gestionar las máquinas de las siete salas licitadas: Trilenium Casino (Tigre), casino de Pinamar, Hermitage (Mar del Plata), casino de Tandil, casino de Miramar, casino Central (Mar del Plata) y casino de Monte Hermoso.
 
En el Instituto Provincial de Lotería y Casinos (IPLyC), que conduce Matías Lanusse, se abrieron las cajas con los antecedentes y datos técnicos presentados por los competidores frente al escribano de la provincia, Daniel Rospide, y el asesor general de Gobierno, Patricio Blanco Ilari. Esta mañana cada ofertante presentó dos sobres: el primero contiene su capacidad financiera para participar de la licitación, su experiencia en el rubro, planes de inversión y la eventual construcción de nuevos edificios para los casinos, entre otros datos técnicos. Esta información, junto con los antecedentes de los oferentes, será analizada por la Provincia, asesorada por la Universidad Nacional de San Martín. Configura el 55% del ‘puntaje’ final que obtendrán los oferentes. El otro 45% surgirá del segundo sobre que presentaron y que se mantendrá cerrado. Allí se detalla la propuesta económica. Quien ofrezca una mayor ganancia al Estado provincial se quedará con las tragamonedas.
 
Hoy, la Provincia se queda teóricamente con la mitad de las ganancias (después de pagar premios) de las tragamonedas. En realidad, termina recibiendo cerca del 30% o menos, porque debe pagar los sueldos de los empleados, el mantenimiento de paños, los servicios y la seguridad, entre otros rubros. Con la licitación actual, estos gastos pasarán a los operadores privados.
 
En enero de 2018, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal había anunciado que iba a licitar la administración de las máquinas tragamonedas que funcionan en siete de los doce casinos provinciales. También definió el cierre de tres casinos y un bingo. La apertura de sobres estaba pautada para abril, pero fue prorrogada hasta hoy ante el pedido de varios empresarios del juego, a raíz de las demoras que generaba tramitar las sociedades (UTE) para presentarse. Ahora, habrá que esperar los resultados de un proceso histórico para el juego en Argentina.
 
© Games Magazine 2018