Empresas 21.09.2018 > Argentina

Galarza (ASAP): “Ayudar a los que tienen menores recursos debe ser una de las prioridades de las empresas”

Cristián Galarza, Director de ASAP, la compañía que brinda servicios logísticos para el comercio internacional establece el impacto que existe a la hora de contribuir con el desarrollo social y la sustentabilidad del medioambiente, entre los fundamentos más importantes de un círculo virtuoso.

 
¿Cómo pueden unirse los aspectos económico, social y ambiental para lograr una empresa exitosa, responsable y sustentable?
 
Está claro que las empresas deben ganar dinero, y por ende sus propietarios también. Pero el tener consciencia acerca del triple impacto que las empresas deben generar es fundamental para el desarrollo de las sociedades modernas. En este marco, las empresas no pueden perseguir únicamente un fin monetario: también deben contribuir al desarrollo social y a la sustentabilidad del medioambiente. Particularmente, creo que quienes hemos tenido la posibilidad de alcanzar cierto grado de éxito, deberíamos sentir algo así como una obligación moral de devolver a la sociedad parte de lo que ésta nos ha dado. Ayudar a los que tienen menores recursos y/o posibilidades debe ser una de las prioridades de las empresas. De la misma manera, el cuidado del medioambiente y de los recursos naturales es algo que no podemos descuidar, ya que en definitiva se trata de cuidar el hogar en el que todos vivimos.
 
¿Cuál es la importancia para la industria que una compañía y/o operador muestre sus operaciones de manera transparente y tenga un área especial dedicada a la RSE?
 
El mostrar las operaciones de una manera transparente no es más que lo que debe ser, más allá de los valores morales de cada persona o empresa. Por lo demás, no considero que sea necesario tener un área de RSE, pero sí que se implemente la política de RSE. No importa si el tema depende de un área específica, o si depende de algún otro sector de la empresa. Lo que sí es relevante es que exista una política de RSE, y que no sea solamente  un  diploma en la pared, sino que se cree consciencia en las empresas de la importancia de formar entre todos una sociedad más justa.
 
¿De qué forma es posible fomentar estas prácticas para que las compañías del juego las lleven adelante?
 
Principalmente mediante la comunicación. Informar internamente acerca de las acciones sociales y medioambientales que realiza la empresa genera cultura, y esto genera un efecto contagio que es beneficioso para todas las partes. Las acciones sociales generan un impacto positivo tanto en quien recibe la acción, como en quien la genera, provocando un círculo virtuoso del que nadie quiere salir. Además, estas acciones acercan posiciones y ayudan a reparar la tan comentada grieta. Respecto de las acciones que cuidan el medioambiente, éstas general resultados de más largo plazo, pero no menos beneficiosas. 
 
¿Cuál es su percepción de cara al futuro al respecto de la práctica de la responsabilidad social como actitud cultural del sector en general?
 
Los cambios culturales llevan mucho tiempo. Pero el cambio en estos aspectos se está dando, y en la medida que se tome consciencia de manera generalizada y se multipliquen las acciones, todo esto se transforma en un cambio cultural que no tiene marcha atrás. Y hacia ese cambio deben encolumnarse las empresas, en beneficio de toda la sociedad.
 
© Games Magazine 2018