Empresas 07.02.2018 > Mundo

Concentrar para ganar

Las recientes operaciones GVC Holdings+Ladbrokes Coral, Novomatic+Ainsworth y Tabcorp+Tatts Group son un signo claro de la actualidad de la industria global del juego, en la que se apunta a fortalecer estructuras para superar la dura competencia del sector.

El mercado global del juego está cada vez más apiñado, con enormes pero flexibles compañías que procuran establecer negocios en distintos continentes con la meta de obtener mayores ganancias y expandir su presencia y sus marcas en el mundo. Esta tendencia cobró cuerpo en los últimos meses, con varias operaciones muy trascendentes para el sector, que involucran a reconocidas firmas de Europa y Australia, pero que inciden en la dinámica del gaming en todo el planeta. Así, para entender este fenómeno, resulta valioso echar una mirada a algunos de los últimos movimientos de los grandes grupos del juego.
 
GVC se quedó con Ladbrokes Coral
La compañía de apuestas online GVC Holdings (dueña de firmas como Bwin, PartyPoker, Sportingbet y Foxy Bingo) cerró a principios de enero de 2018 la compra del bookmaker Ladbrokes Coral por  más de £4.000 millones (unos US$5.350 millones). Este acuerdo marca la entrada de GVC en el negocio de las apuestas minoristas en el Reino Unido (Inglaterra, Gales y Escocia), mediante la adquisición de unos 3.500 locales de apuestas, convirtiéndolo en el mayor jugador del rubro frente a los competidores William Hill y Paddy Power Betfair. Las conversaciones entre ambas empresas se venían dando desde agosto de 2017. En 2015, GVC ya había sacudido el marcado al quedarse con Bwin.Party por £1.100 millones (US$1.620 millones). Para Kenny Alexander, CEO de GVC: “La creación de una de las empresas de apuestas deportivas más importantes del mundo, combinando una cartera de marcas establecidas, tecnología comprobada y posiciones de liderazgo en el mercado en múltiples geografías, es una perspectiva realmente emocionante”. Alexander también declaró que el grupo combinado logrará ahorros de costos anuales antes de impuestos de más de £100 millones (US$118 millones). El acuerdo terminará de concretarse en el primer o segundo trimestre de 2018, con Alexander como nuevo CEO del grupo combinado. Tras este convenio, se conocieron números positivos para GVC en 2017. La firma anunció un aumento interanual del 24% en sus ingresos netos de juego en el cuarto trimestre de 2017, que fueron de £2.010 millones (US$2.795 millones). Además, en ese período, los ingresos por juegos netos de los deportes aumentaron un 35% interanual a £1.058 millones (US$1.472 millones). Los ingresos netos del gaming y otras divisiones relacionadas con los juegos de azar treparon 14% interanual a £943 millones (US$1.391 millones) en el trimestre. En tanto que las ganancias netas para todo 2017 fueron de £863 millones (US$1.200 millones).
 
Novomatic, socio mayoritario en Ainsworth
Otro convenio resonante en el mundo del gaming, que buscará alcanzar los mismos números favorables que postula GVC, es el de la empresa austríaca Novomatic y la australiana Ainsworth Game Technology (AGT). Tras un largo proceso que necesitó la aprobación de los accionistas de los dos lados y de los organismos reguladores de Australia, Estados Unidos, Europa y Sudamérica, en enero pasado, se completó esta operación por la cual Novomatic tomó una participación mayoritaria en Ainsworth al adquirir el 52% de la compañía. Incluso, Novomatic se convirtió en la primera firma de Austria en contar con el visto bueno regulatorio de la Nevada Gaming Control Board de Las Vegas. El acuerdo se había anunciado hace casi dos años, cuando Len Ainsworth, fundador de AGT, aceptó vender 172,1 millones de acciones a Novomatic por aproximadamente AU$473,3 millones (US$359 millones). Para el presidente de AGT, Graeme Campbell: “Ahora tenemos un socio mayoritario internacional líder en la industria. Sin dudas, este vínculo fortalece a Ainsworth, brindándonos los recursos y el apoyo para aprovechar nuestra tecnología y experiencia de juego de gran prestigio a fin de competir de manera más efectiva en los mercados globales del juego”. En tanto que Thomas Graf, CTO de Novomatic, dijo que su compañía esperaba que AGT pudiera ayudarlos a obtener ganancias en los mercados internacionales, particularmente en los Estados Unidos. En 2016, Ainsworth mudó su sede central a Las Vegas. “Ainsworth nos atrae por su tecnología de juego superior, su clara experiencia en la industria y su impresionante presencia internacional, especialmente en el mercado norteamericano”, expresó Graf. Es evidente que la integración resulta estratégica para Novomatic, con fuerte peso en Europa, pero escasa presencia en EE.UU. Ahora, la compañía espera incrementar un 10% su market share en EE.UU. en los próximos cinco años. En cuanto a AGT, lógicamente, este proceso le ayudó a obtener interesantes ingresos en su año fiscal 2017. La compañía reportó ganancias antes de impuestos de US$57,4 millones, 2,5% por encima de las expectativas. El crecimiento en curso en los mercados internacionales fue positivo, con ingresos de +2% en comparación con 2016. La participación de Novomatic en Ainsworth contribuyó a una evolución saludable del resto del mundo: los ingresos de ese segmento fueron de US$28,1 millones, un aumento del 54%, en comparación con 2016, y las ganancias resultaron un 50% más altas.
 
Aristocrat sigue de compras
Por sus dimensiones, otra adquisición que debe ser mencionada es la encabezada por el fabricante australiano Aristocrat Leisure Limited, que, en diciembre de 2017, se quedó con Big Fish Games (una compañía de juego social free-to-play de Churchill Downs Inc.) por £712 millones (US$990 millones). La empresa adquirida pasará a fortalecer su cartera de juegos online y móvil. Se espera que la operación se cierre en el primer trimestre de 2018. En esa misma línea de acción, en agosto de 2017, Aristocrat había comprado otra empresa de juegos sociales, la israelí Plarium Global Ltd, por £359 millones (US$500 millones), en un intento por expandir su negocio de casinos sociales. La noticia de la adquisición de Big Fish se dio a conocer el mismo día en que Aristocrat publicó sus resultados financieros positivos para todo el año finalizado el 30 de septiembre de 2017. Los ingresos aumentaron en más del 15% para alcanzar un nuevo récord de más de £1.761 millones (US$2.450 millones). La utilidad neta después de impuestos para el año fue de £390 millones (US$543 millones), representando un crecimiento del 36% en términos reportados y 40% en moneda constante frente al año fiscal terminado el 30 de septiembre de 2016.
 
Australia se sacude por Tabcorp y Tatts
Siguiendo con Australia, en ese país, se confirmó en diciembre de 2017 el proceso más grande de la historia entre dos compañías del sector del juego. La referencia es para la megafusión entre Tabcorp y Tatts Group, por un monto de unos AU$11.000 millones (US$8.800 millones). Tatts se convirtió en una subsidiaria de propiedad total de Tabcorp. Se espera que este super gigante del gaming genere ingresos anuales de alrededor de AU$5.000 millones (US$4.008 millones) y AU$915 millones (US$734 millones) en ganancias, con ahorros de AU$130 millones (US$104 millones) al año. La empresa recién fusionada buscará solidificar su posición como líder de apuestas en Australia, y expandir su negocio a nivel mundial obteniendo licencias de lotería en el extranjero. Por ejemplo, Tabcorp analiza las oportunidades que se presenten en el Reino Unido por la renovación en 2019 de la licencia de la Lotería Nacional británica. Actualmente, la firma Camelot posee la licencia, que vienen controlando desde 1994. Se estima que la próxima renovación implicará un proceso sumamente competitivo, en el que Tabcorp tiene chances de ganar. El grupo también ha puesto los ojos en el mercado de los Estados Unidos, esperando el resultado de la posible autorización por parte de la Corte Suprema de Justicia para explotar apuestas deportivas allí. David Attenborough, CEO de Tabcorp, reconoció la complejidad de esta mayúscula unificación. Dijo que su principal prioridad era integrar a las dos compañías, sus negocios, tecnología y empleados en todas las unidades que manejan de apuestas, loterías y servicios de juegos. “El sólido balance de ambas empresas significa que estamos en una posición superior para comenzar a considerar el reforzamiento de nuestras operaciones australianas y revaluar una expansión hacia los mercados internacionales una vez que se complete el proceso de integración”, sostuvo. En cuanto al nuevo equipo ejecutivo de la firma fusionada, ocho de los once líderes provendrán de Tabcorp, entre otros, el propio Attenborough, el CFO Damien Johnston y el director ejecutivo de Apuestas y Medios, Adam Rytenskild. Tatts aportará tres empresarios de su plantilla: Sue van der Merwe, director ejecutivo de Loterías y Keno; Frank Makryllos, director ejecutivo de Servicios de Juego, y la CIO Mandy Ross.
 
Unirse para dominar
Las transacciones y los acuerdos concretados no sólo en los últimos meses, sino también en los años previos reflejan la concentración de empresas, el dinamismo del sector y la creciente necesidad de reajuste y reacomodamiento frente a un contexto difícil. Cada vez hay mnás presiones y normativas que recaen sobre las empresas, tanto en el juego presencial como en el online. Esto es particularmente puntual en los ejemplos citados, de Australia y Gran Bretaña, donde los organismos de control del juego vienen avanzando con fuertes medidas regulatorias que buscan reducir las apuestas para evitar la ludopatía y el lavado de dinero. Esa presión sobre los fabricantes, proveedores y operadores, como GVC y Tabcorp, explica por qué la industria del juego busca en las fusiones la fórmula más adecuada para reducir costos y compensar la caída de ingresos. Por supuesto, los convenios procuran combinar negocios diversos para completar una oferta de juego multicanal e internacional más amplia y atractiva que prepare mejor a las firmas para afrontar los retos actuales del gaming. El escenario futuro no parece ser muy diferente. Da la impresión de que sólo las grandes empresas (o la combinación entre dos o tres negocios) podrán lidiar con un cada vez mayor y más complejo marco normativo. Esto, por supuesto, también tiene su lado positivo: las compañías de la industria deberán aguzar su capacidad e ingenio para brindar productos más atractivos para los clientes, lo que elevará la calidad del contenido y obligará a seguir invirtiendo en I+D a fin se superar las propuestas de los competidores. La meta es anticiparse a los cambios, estar preparados para lo que se viene en términos de preferencias de clientes y consumidores. El juego está abierto para todos.
 
© Games Magazine 2018