Empresas 02.10.2017 > Mundo

E-Gaming Group crece desde la experiencia

De la mano de Emiliano Bassini, la compañía se expandió a tres unidades de negocio desde su fundación en 2011, con argumentos de gestión profesional y responsable.

Hay empresas que nacen con un objetivo y no se apartan de ese camino por años. En tanto, hay otras que también tienen un proyecto inicial, no obstante van incorporando diferentes unidades de negocio según las oportunidades del mercado y/o las necesidades de los clientes. E-Gaming integra el segundo grupo. La firma fue avanzando con pasos cortos, pero seguros. Su órbita actualmente está más allá de cómo fue pensada, y empezó con la misma responsabilidad de siempre.
 
La historia se inicia en 2009, cuando Emiliano Bassini, su mentor, ingresa a la industria del juego. “Empecé como director comercial, dedicado a representar marcas. Al poco tiempo, dentro del mismo grupo, comienzo a representar a Ainsworth en slots y Heal Technology en ruletas electromecánicas. Estuve dos años en ese rol. Aprendí y me enseñaron mucho en cuanto a la capacitación y al conocimiento del mercado, con un soporte muy importante hacia el cliente”, enfatiza sobre la experiencia, que justamente sería inspiración para su proyecto personal. 
 
E-Gaming Group nace en 2011, en paralelo con esa primera compañía, aunque con una visión distinta sobre el sector. “Aparecieron nuevas oportunidades, como por ejemplo ruletas electromecánicas, no sólo en Argentina, sino también en los países limítrofes. Después, hice convenios con diferentes operadores, lo que me llevó a tener máquinas en cuenta propia para ponerlas en participación en diferentes salas de la región”, señala sobre la transformación y el progreso de la empresa. Este proceso condujo a la primera unidad de negocios de la compañía, que actualmente trabaja con base en Argentina, sus países limítrofes, Estados Unidos, México y el Caribe, con grandes nombres tales como IGT, Scientific Games, Aristocrat y Konami.
 
Al poco tiempo, se incorporó la venta de todo lo inherente al funcionamiento de una máquina: impresoras, billeteros, monitores, pantallas táctiles y CPU, entre otros elementos. Pero ese vínculo con el cliente abrió una última puerta hasta la actualidad. “¿Podrías cotizarme una línea de limpieza institucional?”, me preguntaban casinos, bingos y hoteles que están dentro de mi cartera. Frecuentemente, me comentaban sobre sus problemas con clientes en diferentes lugares del país en cuanto a las condiciones de venta, que van desde los tiempos de entrega y los costos hasta la logística”, dice Bassini con respecto a la coyuntura de una materia a la que le buscó respuesta inmediatamente. 
 
Pronto entendió que la meta es coronar ciertos parámetros y criterios de estándares ligados a la categoría de una cadena, a fin de optimizar los tiempos de entrega y fijar precios competitivos. También, a la par de la evolución, hay que continuar con el espíritu que fue edificando el desarrollo. “La industria del juego es muy cerrada. Lleva un tiempo darse a conocer. No se trata únicamente de la venta. El trato preferencial con el cliente, como forma de trabajo, es vital para el negocio. La responsabilidad está más allá del balance como vendedor. Es fundamental ser honesto, pero también íntegro, que no es lo mismo. Eso nace desde la cabeza de la empresa. Las relaciones a largo plazo tienen que ver con una conducta profesional”, redondea el líder de una compañía tan inquieta como emprendedora, con bases sólidas y experiencias que han sabido cosechar buenos frutos.
 
© Games Magazine 2017