Empresas 26.04.2018 > México

García (AGL360): “Los organismos internacionales presionan al juego para que cumpla con las normas”

El dominicano Aníbal García, CEO de AGL360 y consultor de juegos, sostiene que, en Latinoamérica y el Caribe, el sector debe avanzar en la regulación de la actividad y en el combate a la financiación del terrorismo y el lavado de activos.

¿Puede contar brevemente su experiencia laboral?
Trabajé en las áreas de Operación y Finanzas, y acumulé experiencia internacional en varios países. Hoy, soy consultor de juegos y dirijo la empresa AGL360. Ya llevo más de dos décadas en la industria del juego, con eje en el Caribe y en zonas de América Latina. El gaming me obliga a mantenerme actualizado porque se han dado muchos cambios en los últimos tiempos, no sólo a nivel normativo, sino también por la influencia de países más desarrollados en los avances tecnológicos y en la globalización del sector. 
 
¿Dónde nota esos avances tecnológicos?
Antes sólo se hablaba de la lotería y los casinos, pero, de unos años a la fecha, se han integrado a este abanico los casinos online y las apuestas deportivas. Son modalidades rápidamente adoptadas por los jugadores de América Latina y el Caribe. 
 
Su conferencia en el CGS ahondó sobre los programas y normas que combaten la financiación del terrorismo y el lavado de activos. ¿Por qué son aspectos relevantes dentro del ámbito del gaming?
Años atrás, en Latinoamérica, el tema del lavado de activos no estaba dentro de la agenda empresarial del sector, pero en México, en particular, se viene discutiendo desde hace tiempo. La realidad es que la aplicación de esta normativa abarca a todo el continente, desde Argentina al sur hasta México al norte. Los organismos internacionales están presionando para que la industria del juego cumpla con las normas. México es un país grande en el que la actividad del juego ha crecido mucho y debe ser controlada. Entiendo que, a través de asociaciones y organismos internacionales, como los laboratorios de juegos, Estados Unidos presionará cada vez más por la regulación del sector en los países latinoamericanos.
 
¿Qué análisis realiza sobre la diversidad de ejecutivos que asistió a su taller, ayer a la mañana?
Por lo que pude comprobar, al workshop vino un 20% de ejecutivos de la Asociación de Juegos de México; un 60% de operadores, tanto de México como del Caribe, así como representantes de empresas de casinos online, y otro 20% de personal hotelero. Por lo general, los casinos están asociados a un hotel que tiende a ser el licenciatario, dado que su origen estuvo basado en incentivar el turismo. La presencia de algunos hoteleros revela una sensibilización hacia la necesidad de que el sector hotelero vele por que los operadores estén en pleno cumplimiento de las normativas, porque, al final, su imagen y reputación también está en juego.
 
Desde su amplia experiencia, ¿cuáles ve como las principales preocupaciones actuales de la industria?
Una de las grandes preocupaciones del sector es que los bancos no quieren trabajar con las operaciones de juego. Es un hecho que ha ocurrido en todos los países de América Latina y ahora ha empezado a suceder también en México. Esto se debe a que los bancos aplicaron de manera exacerbada un enfoque basado en riesgos. Creo que hay metodologías que se deben conocer mejor antes de tomar tales decisiones. La otra gran preocupación del sector es saber qué pasa con aquellos que no cumplen con las normativas. Están los que cumplen con el marco legal y los que no, y estos últimos, por el momento, no tienen ninguna sanción. En ese sentido, es clave que haya transparencia. La Asociación de Propietarios de Casinos debe trabajar en conjunto con el ente regulador para transparentar los procesos y plantear nuevas normativas y esquemas de trabajo más adecuados. Esto va a generar mayor seguridad al sector financiero. Así, será posible que los operadores se sienten a conversar con la Superintendencia de Bancos y logren firmar un acuerdo compartido, beneficiosos para ambas partes.
 
© Games Magazine 2018