Empresas 03.04.2018 > Colombia

Mayo Cano (Cornazar): “Los operadores deben liderar los cambios que trae el juego online en Colombia”

En una extensa y puntual nota, Elizabeth Mayo Cano, presidenta de Cornazar, repasa los logros alcanzados por su entidad, a la vez que traza un panorama de la coyuntura del sector y las oportunidades que genera el juego en línea. También expresa los reclamos efectuados a Coljuegos y detalla los problemas que enfrenta la actividad.

¿Qué análisis hace de la tarea de Cornazar en 2017 y los primeros meses de 2018?
Ha sido una tarea de gran responsabilidad porque representamos a un grupo interesante de empresarios en busca de estabilidad jurídica, doble tributación e ilegalidad. Cornazar da la mano al inversionista acompañándolo y aportándole en su crecimiento empresarial. Uno de los mayores logros de la entidad ha sido brindarles a los juegos localizados una entidad representativa que medie entre el concesionado y sus públicos de interés.
 
¿Cómo se ha puesto en práctica el convenio con Luckia el año pasado?
Existen nueve empresas de apuestas deportivas trabajando en Colombia, lo que está abriendo las posibilidades de negocios de las empresas del juego. Desde hace un año, Cornazar se dio a la tarea de explorar mercados, visitar empresas que den la oportunidad a los empresarios en ella representados de trabajar con apuestas deportivas. La posibilidad de que los asociados tengan en sus salas un portfolio de servicios más extenso, es decir, juegos diferentes para los clientes, se convierte en una ventaja competitiva en el sector. Sabemos que el fútbol en nuestro país es un deporte que siempre mantiene activo al jugador. Por eso nace la relación entre Cornazar y Luckia, con el fin de explotar todo el potencial de esta nueva modalidad de juego y de generar beneficios económicos para cada empresario y para el gremio. Ahora hay 116 salas con los servicios de apuestas deportivas presenciales con Luckia que optaron por adherirse a esta gran oportunidad. Cornazar confía en que esta experimentada organización va a posicionarse en Colombia y que logrará satisfacer las necesidades de los operadores.
 
¿De qué forma describiría hoy la situación del gaming en el país? ¿Qué beneficios generará la incorporación de las apuestas online al panorama del sector local?
Colombia tiene un potencial muy seductor para innovar en el mercado de juegos de suerte y azar. Atrayendo a nuevos segmentos de jugadores por medio del juego en línea y presencial se logran incrementar las rentas que recibe la salud por los tributos de esta industria. Se trata de una relación de mutua conveniencia. Los juegos localizados tienen la gran oportunidad de comenzar a ofrecer nuevas alternativas de juego, incluyendo no sólo a los jugadores de edad promedio (30 años en adelante), sino también al público millennial que muestra un interés atractivo por las apuestas deportivas. La idea es tratar de ampliar la oferta existente para llegar a diversos públicos. Se confirma la evolución de un fenómeno sin fronteras frente a la nueva oportunidad que brinda el ente regulador al concesionado de poder operar máquinas en ruta, juegos por Internet y apuestas virtuales. Sin embargo, ante todo, hay que tener en cuenta que para continuar operando estas nuevas alternativas de juegos, se debe primero trabajar por garantizar el equilibrio jurídico y tributario de los 354 empresarios del país. Durante años, estos empresarios han ofrecido juegos localizados y han luchado por subsistir y lograr estabilidad en sus empresas, a pesar de que cargan consigo altas cargas impositivas. La incorporación del juego online al mercado colombiano no anula el juego presencial. Estos tipos de juegos se relacionan e interconectan para obtener un sector con nuevas oportunidades. Esta unión genera un efecto doblemente favorable. Consigue atraer a una buena masa de nuevos jugadores que nunca se habían desplazado hacia una sala y, a su vez, propicia el aumento en la oferta hacia el jugador del establecimiento con la nueva opción del juego en línea. Las motivaciones y las experiencias que generan los juegos online y presenciales no se pueden considerar sustitutivas a las del juego localizado. Puedo afirmar que esta modalidad presenta la oportunidad de aumentar el número de clientes en sala que no se sentían atraídos por las fórmulas tradicionales de juego. Los operadores colombianos deben ser quienes lideren los cambios que trae consigo el juego online en Colombia, aunque debemos tener en cuenta que aún no podemos hablar de un éxito total frente a esta relación. Cornazar invita a los apostadores a que jueguen con transparencia por la salud de Colombia. Apostar legal significa contribuir a mitigar las fugas presupuestales que tanto necesita el país, además de brindar seguridad y cuotas interesantes en las que el apostador puede confiar y estar tranquilo con el pago de sus premios.
 
¿Cuáles son los principales reclamos que su entidad hace a Coljuegos?
Según la Ley 643 de 2001, los impuestos que perciba el monopolio rentístico son transferidos al sistema de salud, a fondos pensionales y a ciencia e innovación. Los concesionarios coinciden en que es motivo de orgullo financiar dichas causas. Sin embargo, piden que las obligaciones tributarias sean dispuestas con racionalidad económica para que no se vulnere al sector privado, jalonador de la economía nacional. En nuestro concepto, la enorme carga impositiva hace que muchos empresarios se salgan del sector porque es muy difícil mantenerse en el mismo. El juego ilegal es uno de los grandes problemas que afronta la industria. Esto representa una triste realidad porque se configura una desventaja competitiva y porque los perjuicios económicos que los ilegales le están dejando a las arcas estatales son altísimos. Hablamos de 82 mil máquinas legales en el sector, mientras que las ilegales pueden llegar a ser el doble. Este flagelo ha marcado a la industria. Aunque existe el interés de Coljuegos por trabajar en este tema, sus esfuerzos se han quedado cortos. La relación de Cornazar con Coljuegos ha sido buena, pero continuamos solicitándole que entienda la realidad de un sector al que le afligen tres problemáticas que tienen en el limbo la operación del juego: estabilidad jurídica, doble tributación e ilegalidad. Por último, hemos sido insistentes con el ente regulador sobre la lentitud de las solicitudes de los operadores. La poca agilidad en los trámites afecta de manera directa la economía de los empresarios.
 
¿Qué retos tiene por delante la industria de los juegos de suerte y azar en el mercado y qué propuestas tiene Cornazar para superarlos?
Sin lugar a dudas, el principal reto de la industria es incursionar en el juego online y aprovechar la oferta de operadores legales. Colombia es pionera en la regulación de este tipo de segmento. Esto nos llena de orgullo y nos debe comprometer a contribuir para que se posicione dicha nueva modalidad de juego y así volver polifacética a la industria del juego en el país. Es por eso que la corporación estableció la relación con Luckia, porque está comprometida con el sector de juegos de suerte y azar. Además, el compromiso de Cornazar es cooperar con la profesionalización del sector. Es importante que los empresarios tengan en claro que la educación es el motor del desarrollo de sus negocios. La corporación está relacionada con la Universidad Pontificia Bolivariana para establecer un modelo de responsabilidad social; con el Servicio Nacional de Aprendizaje para proveer formación continua y especializada a los operarios de las salas; con Asobancaria y Rics para capacitar a los Oficiales de Cumplimiento en la implementación del Siplaft, entre otras instituciones. Otro de los desafíos que laten en el sector es la negativa arbitraria del acceso a productos y servicios del Sector Financiero. Cornazar continúa tocando sus puertas para que nos vean como una actividad a la cual se le puede abrir un portfolio de servicios financieros, puesto que tenemos un contrato con el Estado que nos obliga a cumplir con empresas sólidas y establecidas con patrimonios transparentes y lícitos, los cuales dan seguridad y credibilidad frente al sector real y financiero. En ese orden de ideas, Cornazar se acercó a Asobancaria con el fin de articular gestiones y de afirmar que los empresarios de juegos de suerte y azar están firmes ante el compromiso de implementar su Sistema de Prevención y Control de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo. Del acercamiento nació el primer Diplomado Virtual SARLAFT para Oficiales de Cumplimiento del sector de juegos de suerte y azar. Se trata de una visión panorámica del riesgo de lavado de activos y financiación del terrorismo para los Oficiales de Cumplimiento del sector. El aval de Asobancaria en esta formación funciona como un puente relacional entre el sector de juegos y el financiero. Para que la industria del juego pueda contar con una media interesante para todos los escenarios, es necesario combatir los tres flagelos que afectan al sector y que ya he mencionado: ilegalidad, estabilidad jurídica y carga tributaria. Sólo cuando a los empresarios se les garantice un mejor entorno de gestión se podrá pensar en la adquisición de un nuevo parque de máquinas y que el sector pueda innovar y brindar nuevas alternativas de juego para sus clientes. Además, Coljuegos debe ser más flexible y permitir el ingreso de máquinas remanufacturadas para darle al empresario la oportunidad de adquirir MET con características interesantes. He sido insistente en que la sobrecarga impositiva de tributos es una de las principales amenazas para la industria. El sector continúa con el álgido problema del IVA. Los empresarios no pueden descontarlo al jugador y mucho menos deducirlo en su totalidad en su declaración de renta. Es otro tema de urgente resolución.
 
© Games Magazine 2018