iGaming 24.10.2018 > Mundo

Sumanov (Betmatch): “Operadores y licenciatarios están buscando seguridad e infraestructura financiera confiable”

Vasily Sumanov, Director de Investigaciones en Betmatch, analiza la actualidad de las criptomonedas y su impacto dentro de los servicios de las apuestas online, como también el cambio de escenario en Estados Unidos y la repercusión del modelo colombiano en América Latina.

¿Cuál es el aporte de su compañía al mercado de las apuestas online?

La transparencia, la seguridad y la posibilidad de utilizar criptomonedas para depósitos y retiros son nuestras principales características distintivas. Aprovechando la tecnología blockchain, les damos a nuestros usuarios la oportunidad de monitorear todos los pagos por sí mismos. Significa que siempre tendrán control total sobre sus fondos personales. Los procesos de depósito, ejecución de apuesta y retiro se llevarán a cabo con la ayuda de criptopagos directos y contratos inteligentes que brindan seguridad y confiabilidad total ya que no pueden verse afectados por los terceros. Además de esto, la integración del uso de criptomonedas, los problemas que enfrentan los jugadores como las altas comisiones, las transferencias de fondos complejas y los problemas de confianza se verán enormemente minimizados.

¿Cómo esas herramientas pueden generar un beneficio en las empresas?

Todos los operadores y licenciatarios están buscando principalmente seguridad e infraestructura financiera confiable. De hecho, la implementación de la tecnología blockchain hace que todo el proceso de apuestas sea más ágil, seguro y completamente confiable. En cuanto a la infraestructura financiera, entendemos que parte del problema es la complejidad y los costos asociados con el servicio de las necesidades financieras de los jugadores. Además de eso, también establecemos un innovador sistema de apuestas sociales que funcionará como una segunda capa comunitaria del sistema Betmatch, que creemos ayudará a promover la formación de una red social de conexiones entre clientes.

¿Cuál es su opinión sobre la legalización de las apuestas deportivas en Estados Unidos?

Fue bienvenida no sólo por los operadores del mercado de juegos de azar y el casino en línea. Todos los que apoyaron al estado de New Jersey en su lucha tuvieron una sensación de satisfacción y la esperanza de que un mercado legal, transparente y regulado finalmente se lleve a cabo en el país. Como resultado, el negocio se revitaliza: las negociaciones están en curso, las transacciones por valor de miles de millones de dólares se celebran entre los operadores de juegos de azar y las empresas de tecnología que deseen participar en el mercado de apuestas. Las corporaciones extranjeras y los líderes del negocio del juego muestran un gran interés en comprar compañías estadounidenses y se esfuerzan por capturar su segmento de mercado. De hecho, MGM Resorts International dio la bienvenida a la decisión de la corte y expresó la expectativa de un trabajo fructífero con todas las ramas del gobierno en interés del deporte, los estados y los clientes.

¿Cómo define el escenario mundial en la actualidad? ¿Y cuál es su reflexión sobre el modelo en Colombia y los posibles efectos dentro de América Latina?

La industria del juego online es realmente considerada como una de las más rentables en la actualidad. Decenas de millones de personas de entre 12 y 90 años están participando. Tal popularidad puede explicarse por el hecho de que los juegos ayudan no sólo a relajarse, a superar el estrés, a escapar de la rutina diaria, sino también a desarrollar la imaginación y la coordinación viso-motora. En cuanto al modelo colombiano, debemos señalar que es el primer país de América del Sur que legalizó las apuestas online. Utiliza la mejor experiencia de los países europeos para avanzar hacia el desarrollo de la industria del juego. De hecho, la primera licencia para apostar en Colombia se emitió en el verano de 2017 al operador WPLay.co, propiedad de Aquila Global Group, el fabricante de máquinas tragamonedas electrónicas. Corredor Empresarial, que ofrece servicios de apuestas (apuestas deportivas, ruleta, tragamonedas) y tiene 25 mil puntos de venta en Colombia, se ha convertido en el segundo. La licencia de cinco años emitida a la compañía costó $ 1.13 millones, que se planea asignar para el financiamiento de la atención médica. Un desarrollador internacional de juegos de azar GAMING1, que trabajará en términos de paridad con una empresa local, el Grupo Vicca, también ha recibido una licencia colombiana para casinos en línea y juegos deportivos. Más recientemente, otro operador local de juegos de apuestas, Colbet, que cooperó con el proveedor de tecnología Airplay, recibió la licencia para apostar. Todo esto significa solo una cosa: el modelo colombiano parece ser una oferta muy atractiva y, en nuestra opinión, definitivamente tendrá lugar en el resto de los países de América Latina.

© Games Magazine 2018