Games Magazine
14.08.2018 | Latinoamérica | Empresas

Burak (Get In): “Las empresas deben asumir su compromiso con la sociedad, la economía y el ambiente”

¿De qué manera su entidad ha venido incluyendo la temática del juego responsable en sus eventos en Iberoamérica?
GET In siempre tiene una visión panóptica del sector de los juegos de azar y todo lo referido a juego responsable está de manera constante en nuestro line up de conferencias. Para nosotros, la responsabilidad social constituye un eje fundamental de esta industria. El sector debe ser reconocido como un ámbito de entretenimiento, que combine lo lúdico con el manejo responsable de la gestión. El juego resulta una actividad natural de todo ser humano. Por ello, es modeladora del crecimiento y del desarrollo de las habilidades de las personas. En este sentido, el juego siempre debe ser visto como una forma de diversión que permite a las personas distraerse sanamente.
 
¿Cómo gestionan las empresas argentinas del juego el manejo responsable de su actividad? 
Creo que hay una conciencia sobre la materia. Argentina es un ejemplo en toda la región, liderando en las buenas prácticas corporativas. Por supuesto, igualmente, todavía hay mucho por hacer.
 
¿Qué valor real tiene que un operador o un fabricante muestren sus operaciones de manera transparente y tengan un área especial dedicada a la RSE? 
Esto es de suma importancia, porque se refiere a contar con buenas prácticas. Sin dudas, representa la mejor manera de hacer una industria más madura, competitiva y evolucionada. La responsabilidad social corporativa (RSC), también llamada responsabilidad social empresarial (RSE) o inversión socialmente responsable, se define como ‘la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva, valorativa y su valor añadido’. Así, el sistema de evaluación de desempeño conjunto de la organización en estas áreas es conocido como el triple resultado: impacto social, económico y ambiental. Simplemente, al repasar esta definición, se entiende que hoy es indispensable para una empresa tener un área de RSE, o un ejecutivo que se encargue de esta cuestión a nivel interno y externo.
 
¿Es una meta idealizada o en verdad considera que es posible ser sustentable sin descuidar las metas de crecimiento económico y financiero de toda compañía del sector? ¿Cómo conseguirlo y lograr el éxito?
Sí, por supuesto. Es un trabajo duro, pero, hoy en día, las empresas deben asumir su compromiso con la sociedad, la economía y el ambiente. El éxito se consigue cuando una compañía se anima a efectuar un cambio de paradigma, de mentalidad, que parte desde la iniciativa del líder de la empresa. Si el número uno está convencido, los colaboradores lo seguirán y las operaciones se concretarán de manera positiva. 
 
¿Cuál es su percepción a futuro sobre este cambio de paradigma, que permita incluir a la RSE como una actitud cultural del sector en términos generales? 
Veo mucho futuro sobre esta materia, ya que el impacto económico es directo. Las crisis traen oportunidades y creo que, en momentos de turbulencia, hay que volverse más sustentables. Esto implica eliminar gastos innecesarios, volcarse a energías renovables, ayudar a la sociedad y contribuir con el cuidado del medio ambiente. Todos estos cambios terminan siendo beneficiosos para la empresa. En el corto plazo, las compañías se volcarán de lleno a esta nueva cultura empresarial.
 
© Games Magazine 2018

www.newslinereport.com