Regulaciones 21.09.2018 > Latinoamérica

Flores (GLI):“Los reguladores deberán aceptar el desafío de la personalización para cada país”

Georges Didier Flores, Representante de Desarrollo de América Latina de GLI, ofrece una amplio análisis sobre la situación del juego online en América Latina, donde a partir de la experiencia en Colombia saca conclusiones de cómo debe ser el camino para el resto de los países.

¿Cuál es el alcance de GLI en la industria del juego?
 
GLI es una compañía única en el mercado, porque contamos con una red global de laboratorios con expertos y representantes locales ubicados en cada una de las regiones del mundo que comprenden el estado actual de las industrias del juego y la lotería. Eso significa que los proveedores que usan GLI obtienen lo mejor de los dos mundos, porque podemos dar consejos desde una perspectiva global, junto con los conocimientos locales que sólo pueden provenir de tener una presencia física directa en un mercado. Es por eso que los proveedores confían en nosotros para proporcionar información precisa y oportuna sobre cómo ingresar a los mercados. Los proveedores y operadores también entienden lo que nuestra marca significa para ellos con fines comerciales. Cuando los productos de una empresa obtienen la certificación GLI, pueden exhibir la marca Gaming Labs Certified en esos productos, y los reguladores y operadores saben que cuando ven esa certificación, son productos que se prueban y entienden de su confiabilidad.
 
¿Cómo define el espectro de las apuestas online?
 
Los juegos en línea son interesantes. En la actividad de los pisos de los casinos, hay proveedores, operadores y reguladores, y esas son tres categorías distintas. En los juegos en línea, muchas veces los proveedores también son operadores, y también hay otras partes interesadas que deben integrarse en la operación que no son parte del proceso de cumplimiento en tierra, como proveedores de centros de datos, métodos de pago y otros. Nuestros clientes también están buscando una solución de llave en mano, y GLI está lista para proporcionar pruebas integrales que incluyen la evaluación funcional y de ingeniería de los productos, y la seguridad que es clave para las operaciones y regulaciones del iGaming. 
 
¿Cuál es su opinión sobre los avances de las regulaciones en América Latina sobre el juego en línea?
 
La tecnología y la innovación son partes intrínsecas de la industria del juego y la lotería. La amplia influencia de usuarios de teléfonos móviles en LatAm es un ejemplo perfecto de que los canales para llegar a los clientes deben adaptarse a las preferencias del consumidor. Esto requiere que las regulaciones de juego sean más dinámicas y que tengan las herramientas correctas de actualización para incluir estos nuevos canales. Colombia ha sido un líder en la regulación de juegos en línea en LatAm. Los reguladores en Colombia tomaron las mejores prácticas existentes y las reglamentaciones exitosas de todo el mundo y las personalizaron de tal manera que complementaban la estructura regulatoria y el comportamiento del consumidor colombiano. El resultado final es que cada país tiene sus leyes y regulaciones específicas relacionadas con los juegos y otras industrias que afectan indirectamente las regulaciones locales, y eso significa que seguir adelante con los juegos en línea exigirá un nivel de personalización, y simplemente cortar y pegar las reglamentaciones de otra jurisdicción no sería beneficioso. Los reguladores deberán aceptar el desafío de la personalización, y hay reguladores extraordinariamente capaces en toda América Latina que están a la altura del desafío.
 
Colombia ya tiene regulación. Perú está cerca. ¿Cómo es el escenario en el resto de los países?
 
Estamos viendo un gran progreso en Perú, como también en Puerto Rico y Panamá. Otros reguladores en la región de América Latina y el Caribe avanzan a un ritmo diferente, ya sea permitiendo que los operadores terrestres se expandan con operaciones de juego en línea o tomando medidas para detener a los operadores ilegales a tomar apuestas de su jurisdicción para luego comenzar el proceso de desarrollo regulatorio. Ya sea que hablemos de países de América Latina o de otros lugares, los legisladores y los reguladores conocen y entienden los beneficios de una industria regulada, que es la única forma de luchar contra las operaciones ilegales. También entienden que este es un proceso concienzudo y profundo que requiere importantes esfuerzos. 
 
© Games Magazine 2018