Regulaciones 19.05.2016 > México

México: Cumbre del Juego analizó el juego en línea

La práctica del online está liderada por cerca de 50 sitios web, pero el 95% es ilegal, lo que genera una pérdida de ingresos de US$300 millones anuales libres de impuestos.

En el marco de la III Cumbre Iberoamericana del Juego, realizada en México, hubo una importante mesa sobre juego online moderada por Santiago Asensi Gisbert (Socio Director de Asensi Abogados, España), quien estuvo acompañado por Luis Felipe Cangas Hernández (Director General de Juegos y Sorteos, México); Rogelio Fonseca Alvarenga (presidente de la Lotería Nacional de Beneficencia, El Salvador); Javier Balbuena (presidente de la Comisión Nacional de Juegos de Azar, Paraguay); Eric Iván Ríos (Secretario Ejecutivo de la Junta de Control de Juegos, Panamá), y Luis Gama (Director General de la Dirección Nacional de Loterías y Quinielas de Uruguay, así como presidente de CIBELAE). Dichas personalidades debatieron acerca de la regulación existente en las distintas naciones iberoamericanas, con el fin de encontrar puntos de interés, así como retos y necesidades en ambos lados del Atlántico.
 
Asensi Gisbert (España) resaltó: "La regulación del juego online en Europa ha tenido un impacto en distintos niveles. En España, hace seis años, no dependía de Hacienda como hoy. Cada vez más se percibe una convergencia en los distintos sectores, así como cambios en la publicidad del juego a nivel conceptual. Ya no es visto como una forma extraña, sino como parte del sector del entretenimiento".   

Por su parte, Cangas Hernández (México) planteó: "El juego en línea existe. La negación de esta realidad nos lleva a lo clandestino. La ley en el futuro es muy importante. Queremos orden, legalidad. Eso nos permitirá certeza y ley jurídica para poder ordenar el juego en este país. Buscamos una ley que proteja al participante y que nos permita darle seguridad a la comunidad".
 
Mientras que Ríos (Panamá) manifestó: "En el mercado ilegal del juego, las expectativas son unas y la realidad es otra. Estamos buscando regular el juego online y las máquinas tragamonedas. Más allá de que exista un proyecto ilegal en Panamá, afectan el estigma y la percepción negativa del juego, pero debemos enfrentar la realidad. Para eso, es importante educar a la gente. En Panamá, hay una cuestión complicada pese a ser concesión del Estado: los bancos no permiten abrir cuentas, ni en los estatales. Esta situación es peligrosa, ya que las cuentas son necesarias para manejar estos negocios. Tendremos una reunión con representantes del gremio bancario para buscar una solución a esto. Existe una nueva tendencia en Panamá que apunta a que se conozca más de la industria y se compruebe que es muy regulada y supervisada. Creo que teniendo mejor conocimiento de lo que la industria enfrenta actualmente, podría cambiar el panorama".  

Por su lado, Javier Balbuena (Paraguay) expuso: "Nuestro país ostenta monopolio regulador a terceros, siendo esto un aspecto muy marginal, lo cual hizo que muchos se retiraran por falta de garantías. La regulación de la distribución de los ingresos fiscales no existía, aunque se aprueba una ley con puntos positivos y negativos. Lo positivo es que se creó en 1997; lo malo fueron las sanciones. Creemos que el caos que existe se concentra en la descentralización. En otros juegos, hemos implementado acciones importantes, como la certificación de máquinas y sistemas. Muchos países están adelantados en esto, pero tenemos el firme compromiso de avanzar. Lo siguiente es formalizar en poco tiempo la apuesta deportiva. Estamos contentos por el progreso que tenemos. También trabajamos en conjunto con los países vecinos para seguir con la regulación del juego".

En tanto que Luis Gama (Uruguay y CIBELAE) indicó: "Lo más inmediato para resolver es el juego online, entre otros temas. Me gustaría decir que celebro este acontecimiento por el tema, pero ahora ya nos estamos ocupando de generar proyectos de cambio. Los problemas que afrontamos son los mismos que tienen los demás países, y sufrimos los mismos obstáculos para resolverlos. Las máquinas tragamonedas ilegales representa en Chile el 38% del juego. Cerca de 300 mil máquinas ilegales operan en Uruguay, triplicando las oficiales. Estamos un paso atrás de Europa. La experiencia de ellos es un buen ejemplo para seguir adelante con las regulaciones".
 
Finalmente, Fonseca Alvarenga (El Salvador) dijo: " Nuestra ley de regulación data de 1960. Para los efectos actuales, no es vigente, ya que sólo permite impresos y raspables, pero no la interactividad digital. Como los demás países, estamos luchando por regular el mercado".

© Games Magazine 2016