Regulaciones 16.03.2016 > Mundo

Italia: Regular para crecer

La actualidad de este importante mercado europeo presenta una realidad con dos revoluciones: las etapas de la Ley de Estabilidad y el progreso de las apuestas deportivas y el juego online.

Desde 2001 a 2009, Italia se vio beneficiada de su participación en la Eurozona durante el período de mayor expansión del juego a partir de nuevas regulaciones. Mucho de ese crecimiento estuvo impulsado por la extraordinaria performance de las máquinas, que pasaron de estar prohibidas en 2001 a tener ingresos brutos (GGR) de €10 mil millones en 2012. En los últimos tres años, el juego italiano tuvo variantes y debacles, en especial en las slots, con un progreso de las apuestas, el online y la lotería. Hoy, hay 22 mil lugares para apostar en el país, desde casinos, bingos o cafés con slots. Hace poco tiempo, el juego fue descripto como la tercera industria generadora de recursos en Italia, moviendo unos €100 mil millones y empleando a 120 mil personas. El ordenamiento tributario de 2015 y 2016 planteó nuevos desafíos para operadores, fabricantes y proveedores, que todavía están intentando ajustarse a esta fuerte carga impositiva que, si bien sienta las bases para controlar el gaming local (en especial, el juego online) y producir ingresos para el fisco, también ha resultado una muy pesada mochila para varios segmentos de la industria. Los dilemas de la regulación, los números y la actualidad del sector aparecen retratados en este informe.

Los cambios regulatorios
Aunque a los propios miembros de la industria del gaming italiano les resulte extraño, Italia es vista en Europa como un modelo y ejemplo de buenas prácticas en términos regulatorios. La llamada ‘Legge Stabilità’ (Ley de Estabilidad) revolucionó la forma de controlar y tributar el juego en el país, a través de dos etapas. El 29 de diciembre de 2014, el Gobierno italiano publicó la ley, que establecía una contribución adicional al erario público de la industria de las máquinas de juego por un importe de €500 millones al año a repartir entre todas las empresas del sector en Italia. El pago anual, efectivo desde el presupuesto del gobierno italiano de 2015, se distribuía proporcionalmente entre las trece concesionarias de red basándose en el número de máquinas (tanto AWP como VLT) conectadas a la red de cada operador al 31 de diciembre de 2014. Una modificación y ampliación de esa legislación fue establecida desde el 1º de enero de 2016. Se decidió incrementar el impuesto al juego (PREU) para AWPs en 4,5% hasta alcanzar el 17,5%, y para VLTs en 0,5% hasta el 5,5%. Al mismo tiempo, se derogó la contribución adicional de los €500 millones por máquinas planteada en 2015. También, se programó un proceso de certificación más sencillo para las loterías de video, que ahora puede ser manejado por empresas privadas. Esto facilitará el acceso al mercado de nuevos proveedores de juego. Además, el Gobierno se comprometió a llegar a un acuerdo con las regiones y los municipios en cuanto a las características y la ubicación de salas de juego el 30 de abril de 2016. El objetivo es evitar la incompatibilidad actual en el país. En dicha ley, también se redujo el ratio mínimo del payout (parte proporcional del juego destinada a premios) para AWPs al 70% desde el 74% aplicable en 2015. Las enmiendas de 2016 incluyen un aumento en la expectativa general de los impuestos al juego de €1.107 millones para el Gobierno. Se espera que estos impuestos (a AWP y VLT) por sí solos den cuenta de €600 millones. Además, se proyecta que el déficit de €507 millones del Gobierno pueda ser saldado a través de la renovación de los contratos que expiran en 2016, incluyendo 15.000 negocios de apuestas deportivas (vencen en junio de 2016), 210 salones de bingo (licencia a €350 mil por nueve años) y 120 licencias de juego en línea. También se puso en marcha una licitación de lotería de €700 millones y se verá quién se queda con esa licencia. Por otro lado, desde enero de 2016, las apuestas deportivas y los torneos de poker ya no se gravan sobre una base del volumen de negocios, sino que tributan 22% y 20% de los ingresos, respectivamente. La medida ha sido ampliamente acogida por la industria, aunque los operadores de apuestas deportivas habían anticipado con anterioridad la introducción de un índice del 20%, pero una enmienda posterior a la Ley de Estabilidad gravó las apuestas deportivas con un índice más alto que el resto. Finalmente, se introdujeron consideraciones adicionales en dicha ley sobre el mercado de AWPs, estableciendo la fecha límite de 31 de diciembre de 2019 para el reemplazo de las mismas por Junior VLTs, lo que implicará una reducción del parque total en un 30%. En febrero de 2016, se aprobó la reforma de las carreras de caballos a través de un Decreto-Ley de Competitividad con el fin de “reorganizar las modalidades de financiación y gestión de las actividades de desarrollo y promoción de la industria nacional del caballo”. La idea central es proteger y estimular a la industria ecuestre, desde el proceso mismo de la alimentación y cría de caballos hasta toda la cadena que lleva a la competencia en carreras en un segmento tradicional en Italia que había sido descuidado en los últimos años. De hecho, el Gobierno admitió haber comprobado una disminución de las apuestas hípicas de más del 70% en los últimos cinco años. En lo referente al juego online, la legalización y regulación de la actividad, controlando la tarea tanto de operadores locales como internacionales, ha demostrado ser exitosa. Según Francesco Rodano, director de la Agenzia delle Dogane e dei Monopoli (AAMS), ente regulador del juego en Italia: “Los resultados de 2015, con las apuestas deportivas aumentando 25% y los juegos de casino un 27% en comparación con 2014, demuestran que la política para luchar contra el juego ilegal está dando resultados tangibles”. Según la Ley de Estabilidad, el proceso de renovación de 120 licencias de juego online (precio único de €200 mil) se lanzará el 31 de julio de 2016, y esas licencias se extenderán hasta el 31 de diciembre de 2022. Con respecto a las apuestas en general, la AAMS autorizó recientemente nuevas modalidades de apuestas a diferentes eventos que sean de resultado verificable y que no atenten contra derechos individuales, la moral u otras cuestiones de ese carácter. Anteriormente, la AAMS tenía muy limitados los tipos de apuestas que se podían ofrecer en el mercado y, previo a que los operadores pudieran abonar el premio a los ganadores, la AAMS debía certificar los resultados de las apuestas. Los operadores se quejaban del tiempo que dicho organismo tardaba en verificar algunos resultados, sobre todo los que se referían a acontecimientos de ligas menores. Esta situación repercutía en los operadores nacionales, porque los italianos preferían realizar sus apuestas desde operadores extranjeros sin licencia gracias al inmediato pago de premios. Ahora, esta modificación favorecerá el trabajo de los operadores locales, liberando las trabas y demoras para el proceso de apuestas y pago de premios. Desde su visión sobre los cambios regulatorios, Raffaele Curcio, presidente de la Asociación Nacional Sapar (sindicato que nuclea a fabricantes de máquinas recreativas), opinó: “Tenemos un diálogo crítico con el Gobierno, especialmente en esta situación, después de la aplicación de la Ley de Estabilidad. Debe haber una mayor sensibilidad frente a las dinámicas de la industria. Hay que dejar en claro cuáles son los números de este sector. Hoy en día, por la Ley, entre 1.800 y 5.000 empresas han debido cerrar. La nueva legislación creó una enorme inestabilidad entre. El presupuesto actual afecta a la industria con un impuesto del 40%. La drástica reducción de las tasas ha generado conflictos entre el gestor y el operador, el administrador y el distribuidor. La carga de los impuestos tiene que ser equilibrada. Por eso, en febrero pasado, nos reunimos con todos los operadores del sector para generar iniciativas constructivas contra esta maniobra financiera insostenible de parte del Gobierno, y hacer propuestas para el futuro de las empresas de la cadena de suministro”.

Números del mercado
El mercado del juego en Italia vio un aumento del 9% en los ingresos brutos (GGR) en el primer semestre de 2015 (en comparación con el primer semestre de 2014), alcanzando los €398 millones. No tuvo tanta suerte el sector de las tragamonedas, que perdió en sólo doce meses más de 27.000 unidades instaladas en locales de todo el territorio, presionado por la crisis económica, incertidumbres y políticas restrictivas hacia el juego adoptadas por las diversas autoridades locales. De acuerdo con los datos del ente regulador del juego en Italia, AAMS, en 2014, las tragamonedas autorizadas fueron más de 410.000, mientras que actualmente el número de estas máquinas es mucho menor. Los dispositivos de juego con ganancia limitada en funcionamiento son alrededor de 343.000 unidades, 70.000 menos en comparación con las autorizaciones emitidas por la AAMS. Una fuerte reducción de las unidades en funcionamiento se produjo entre diciembre de 2014 y enero de 2015, en coincidencia con la entrada en vigor de la disposición impositiva que introdujo un adicional de €500 millones de tasas para redistribuir entre los dispositivos instalados. Los concesionarios con más aparatos registraron la mayor caída de unidades, mientras que los recientemente ingresados al mercado (Netwin Italia, NTS Network e Intralot) mantuvieron una cantidad estable. El concesionario con el mayor número de tragamonedas en el territorio italiano es Videolot (Lottomatica), con aproximadamente 60.000 unidades. Luego, siguen Bplus Giocolegale (56.000 unidades), red Sisal Slot (32.800 máquinas), Cogetech (31.000), Gamenet (30.900), HBG (30.400), Snai (24.500), Admiral Network-Novomatic (22.500), Codere (18.000 unidades), Cirsa (13.500), Intralot (10.100), Netwin (7.000) y NTS (6.300). Mientras que las slots han sufrido una caída en sus ingresos, el mercado del juego online continuó con su tendencia alcista. Según la AAMS, los juegos de casino online tuvieron un crecimiento del 31,2% en 2015 (vs 2014), mientras que todo el segmento de juego online en el país recogió un total de €327,5 millones en ganancias, con ingresos generales de €9.400 millones. Las apuestas deportivas lograron €254 millones en 2015 (+19%), con ingresos globales de €5.500 millones (+28%). Allí se destacan empresas como Mr Green y Bet365. Sin embargo, a pesar de estos aumentos, el mercado italiano de poker en línea sufrió pérdidas en el último año, con beneficios que cayeron 4,2% a €71,3 millones, frente a ingresos de €727 millones. Lottomatica retuvo su posición como el principal operador dentro del sector del juego online italiano, con un 14,7% de la cuota de mercado, seguido de Sisal (9,6%) y William Hill (8,3%). De todas formas, el juego online sólo implica el 4% de los ingresos totales del sector en Italia, por lo que la preocupación por un equilibrio que permita avanzar también a las diversas modalidades del juego presencial parece sensata. En ese sentido, conviene repasar la actualidad de los casinos.

Casinos
En los últimos tres años, los cuatro casinos italianos, Campione d’Italia, Venezia, Saint Vincent (propiedad de Casino de la Vallée S.p.A.) y Sanremo, tuvieron que enfrentar diversas dificultades financieras, sindicales e incluso políticas. Durante 2015, Campione y Saint Vincent tuvieron buenos desempeños, mientras que Venezia y Sanremo mostraron números menos favorables. Si bien el primer semestre de 2015 evidenció una suba del 24% en este sector (frente al mismo período de 2014), lo cierto es que el análisis macro de las cuatro salas indica que, en 2015, sus ingresos brutos (GGR) combinados no superaron los €300 millones, cuando en 2007 obtuvieron €515 millones. El casino Campione fue el mejor posicionado en 2015, con un GGR de €95 millones, lo que significó un progreso de 4,9% vs 2014. Los juegos de mesa produjeron €30 millones (+1,6%) y las slots, €65 millones (+6,6%). Ya en 2016, puede mencionarse la recaudación de los casinos en enero pasado. A Campione no le fue bien, pues ganó €863.000 menos en enero de 2016 que en el mismo mes de 2015, con bajas en poker y ruleta, y subas en black jack y slots (+3,2%). Por el contrario, Sanremo obtuvo un extra de €4.100.000 (+15% vs enero de 2015), con una consolidación gradual de la performance económica en diferentes juegos, como ruleta francesa, juegos de mesa y slots (+5%). Venezia, considerado ‘el más antiguo del mundo’ (inaugurado en 1638), según indica en su sitio web, recogió un plus de €1.092.000 (12,55% más que en enero de 2015), con buenos índices en ruleta francesa, black jack, poker y punto y banca, y baja marginal en sus 600 slots (-0,7%). En tanto que Saint Vincent bajó en €1.542.000 la recaudación frente a enero de 2015, cayendo en ruleta clásica y punto y banca, aunque con subas en la ruleta americana, poker y slots (+11%). Con el objetivo de establecer gestiones más eficientes, algunas salas empezaron la temporada con modificaciones. Por un lado, Saint Vincent está reestructurando sectores. Por ejemplo, eliminará el área de chemin de fer (una variante del baccarat). Por el otro, Venezia está buscando reactivar sus ingresos y reafirmar su atractivo para los turistas. En esa línea, ha contratado a un nuevo gerente general, Eros Ganzina, quien asumirá el 1º de abril. Mientras que los operadores intentan encontrar una estrategia adecuada para captar clientes y aumentar ingresos, distintas empresas también procuran reforzar sus lazos con el mercado italiano en 2016 para incrementar sus negocios.

Empresas
A la hora de buscar alianzas o aprovechar las ventajas del mercado italiano, muchas compañías no dudan en realizar inversiones o en desarrollar procesos para estimular las ventas en el país. Casino Campione ha incorporado productos de dos renombrados fabricantes globales. La empresa adquirió para su sala los nuevos gabinetes Arc Double de Aristocrat, que incluyen exitosos títulos, como Game of Thrones, Britney Spears y The Walking Dead 2. También incorporó los gabinetes para slots de video Concerto, de Konami Gaming, con los populares juegos Dragon’s Law Twin Fever, Chili Chili Fire y Radiant Queen. Mientras que Admiral Gaming Network (Novomatic) cerró acuerdo con Rei (Red Aegis Italia), una firma que reúne algunas de las mejores compañías de gestión de máquinas recreativas en Italia en términos de autoridad, seriedad y profesionalismo (trece empresas, más de 500 empleados, 8.600 unidades administradas, especialmente de lotería de video y máquinas tragamonedas). Ante el variable contexto italiano, el vínculo pretende conformar un modelo exitoso y sólido capaz de hacer frente a los nuevos y exigentes retos del futuro. A la hora de hablar de juego responsable, se destaca Lottomatica, que recientemente renovó certificaciones de la Asociación de Loterías Europeas (EL) y la World Lottery Association (WLA) por sus programas de juego responsable y protección al jugador, y la acreditación de Nivel 4. Por su parte, en su balance de gestión del año 2015, Codere Italia anucnió ingresos de €284 millones en 2015 (+8% vs 2014, o €20,4 millones). Las razones de este aumento están en el incremento de la media diaria por máquina a lo largo de todo el año, así como en el mayor número de VLTs y AWPs instaladas y, en menor medida, a la mejora de ingresos en el negocio del bingo. Lógicamente, el impacto de la Ley de Estabilidad se hizo sentir, con gastos del año 2015 que resultaron 12,3% superiores a los de 2014. El EBITDA ajustado de 2015 fue de €26,7 millones, 9,2% menor con respecto al año anterior. Claro que sin la carga impositiva de esa Ley, el EBITDA 2015 hubiera sido un 14,6% superior al de 2014. Alejandro Pascual, presidente de Codere Italia, indicó: “Si se tiene en cuenta el aumento de impuestos al juego derivado de la Ley de Estabilidad de 2015, se puede decir que hubo una buena compensación. Tenemos la intención de seguir trabajando en Italia, para consolidar mejor nuestra posición en un país que ha respondido bien a nuestra oferta de juegos de azar legales. A pesar de la fuerte presión fiscal, queremos recordar que nuestra presencia aquí garantiza cerca de 1.000 puestos de trabajo”.

En cuanto a las empresas de juego online, el proveedor de soluciones de datos deportivos, Sportradar, realizó un convenio de tres años con la Federación Italiana de Rugby para brindar su Sistema de Detección de Fraude y su Servicio de Prevención de Fraude a fin de monitorear partidos disputados por los diez equipos de la principal liga de rugby del país. Por su parte, los servicios de prevención trabajarán con cada club para efectuar distintos talleres integrales para entrenadores, jugadores y directivos. Mientras que NYX Gaming Group, importante proveedor de contenidos y tecnología digitales, amplió su alcance en el mercado regulado del juego italiano con el lanzamiento de los contenidos digitales de casino para la firma Betpoint a través de la plataforma Game360 en Italia. Game360 es una operación que NYX adquirió recientemente en la nación europea. Ahora entregará una extensa selección de juegos de casino a Betpoint de su propia cartera y de las de socios de redes más amplias. Por su lado, NetEnt, compañía de software especializada en juegos de casino en línea, anunció su llegada al mercado minorista italiano a través de las máquinas de Magic Dreams. Así, la empresa lanzará sus juegos no sólo a nivel online, sino también en forma presencial. En lo referente a resultados económicos, Domusbet.it registró un aumento significativo en sus cuotas de mercado en los segmentos de poker y casino en línea. De diciembre de 2015 a enero de 2016, el crecimiento fue del 11,1%, mientras que la variable interanual (enero de 2016 a enero de 2015), la empresa trepó un fabuloso +41,2%. Asimismo, las cifras de enero de 2016 del regulador italiano AAMS mostraron que PokerStars logró incrementar sus ingresos de los torneos de poker online en 3,65% con respecto a enero de 2015. Amaya Gaming (dueña de PokerStars) vio con beneplácito que los juegos de casino de PokerStars Italia captaron una cuota de mercado del 6%. Así, la empresa tiene el 2,58% de participación en el mercado del juego online de Italia, aunque un 70% del de poker online en el país. Con los productos de apuestas deportivas y deportes de fantasía diarios (DFS) que aún no se ha liberado, se estima que la presencia de PokerStars en el online italiano crecerá aún más en los próximos doce meses.

Buscar el consenso
Se ha realizado un recorrido por el juego italiano, que resultó fructífero hasta 2009, y que mostró desde entonces índices de agotamiento, sobre todo por la falta de controles específicos. De hecho, hasta el día de hoy, Italia es el único país de la Comunidad Europea que no dispone de una legislación puntual sobre los casinos. La caída en el juego tradicional hizo que las empresas redujeran costos mediante el despido de personal. La crisis del sector requiere de un consenso entre Gobierno, empresarios y sindicatos. Parte de la solución apareció recién con estas dos nuevas legislaciones (Ley de Estabilidad 2015 y 2016), aunque aún hay mucho por solucionar. El Gobierno espera que las nuevas disposiciones relativas a la industria del juego por impuestos a las máquinas AWP y VLT le generen ingresos extra por €1.300 millones en 2016 y €800 millones cada año en 2017 y 2018. Un aspecto a solucionar es la exigencia del Gobierno de una sustitución completa del parque nacional de slots. Los engorrosos trámites requeridos, los costos de las nuevas máquinas y demás operaciones impiden que se cumpla el plazo estipulado, lo que supone que el proceso recién podría completarse bien avanzada la segunda mitad del año. Sin dudas, las áreas que han reactivado al sector y que generan las mayores expectativas a futuro son las apuestas y el juego online. La industria de las apuestas tuvo un gran enero de 2016, con ganancias de €574,4 millones (+24,2% respecto a enero de 2015, cuando se obtuvieron €462,4 millones). El crecimiento llega al 70% si la comparación se hace con el mismo mes de 2013. En enero de este año, el gasto real (es decir, la diferencia entre lo jugado y ganado) fue de €108,6 millones. El segmento de las apuestas deportivas online produjo ingresos, en enero de 2016, de €319,4 millones. El gasto real para este segmento fue de €35,6 millones, casi el doble respecto de los €18,1 millones de enero de 2015. Para las apuestas virtuales, en enero, la ganancia fue de €96,6 millones, con un gasto real de €16,6 millones. En los casinos en línea, en 2015, el gasto de los jugadores fue de €327,5 millones, lo que supuso un aumento del 31,2% en comparación con los €249,6 millones de 2014. En ese sentido, el futuro es auspicioso si se recuerda que del 10 de junio al 10 de julio se efectuará la Eurocopa de Fútbol en Francia, mientras que del 5 al 21 de agosto tendrán lugar los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, Brasil. Se calcula que las apuestas online por la Eurocopa dejarán ganancias por €5.475 millones. A eso hay que añadir el gran fomento del juego mediante dispositivos móviles, en especial, entre los jóvenes apostadores. En 2014, el gasto generado por los jugadores italianos en el canal móvil (smartphones y tabletas) se duplicó y alcanzó casi €100 millones, una cifra que crecerá mucho más. La prevalencia de los dispositivos, el desarrollo de la infraestructura de la red móvil y el uso más asiduo de la tecnología de consumo en Italia llevaron a los operadores de juego a aumentar la inversión en aplicaciones y sitios móviles. Los juegos de casino han copado el 20% del entretenimiento lúdico en los móviles. Entendiendo, entonces, esos vaivenes del mercado italiano sólo resta intentar pulir las diferencias entre Gobierno y empresas en el área de los juegos presenciales y conciliar las exigencias tributarias, a la vez que aprovechar la tendencia positiva en los juegos online y móviles para que se produzca una sinergia que alimente el potencial de un sector que sigue vital y fuerte en busca de extender su crecimiento por muchos años más.

© Games Magazine 2016