Regulaciones 17.08.2017 > Latinoamérica

Uruguay: Nuevo impuesto a apuestas

Además de la nueva tasa impositiva, el proyecto determina la prohibición de todo tipo de apuesta online en el país.

La Cámara de Diputados del parlamanto uruguayo aprobó el Proyecto de Ley de Rendición de Cuentas con algunas modificaciones con respecto al Proyecto enviado al Parlamento por el Poder Ejecutivo. Una de estas modificaciones es la creación de un impuesto específico a las apuestas de determinados juegos de azar. Ese impuesto se aplica junto al IRPF sobre los premios de juegos de azar, cuando la relación entre el premio y el monto apostado supere setenta y una veces el monto de la apuesta realizada. Sin embargo, para evitar esa doble tributación, el Poder Ejecutivo podrá exonerar del pago de IRPF a los apostadores por los premios que obtengan en virtud de las apuestas gravadas por el impuesto específico. Será la reglamentación la que fije las condiciones concretas de esa exoneración.
 
El impuesto específico a los juegos de azar, que se establece en el 0,75% del monto de la apuesta, será abonado por las personas jurídicas que explotan las máquinas electrónicas de juegos de azar o de apuestas automáticas instaladas en casinos o salas de entretenimiento expresamente autorizadas por Ley. No obstante, el contribuyente del impuesto será el apostador, por lo que es probable que el impuesto sea retenido del monto de la apuesta.
 
Una de las principales regulaciones es que se declaran ilegales los juegos de azar o apuestas online, a través de Internet, plataformas tecnológicas y aplicaciones informáticas. Sin perjuicio de ello, se deja a salvo exclusivamente la facultad legal ya conferida al Poder Ejecutivo para organizar certámenes de pronósticos de resultados deportivos internacionales, así como de las habilitaciones específicas otorgadas por la autoridad competente hasta la fecha. Por otra parte, se establece que los juegos de casinos y salas, tales como poker, ruleta, slots, están absolutamente prohibidos en su modalidad a distancia, online, virtuales o similares.
 
En cuanto a su modalidad presencial de estos juegos, siguen vigentes las excepciones establecidas por Ley, así como las autorizaciones específicas otorgadas de acuerdo a la misma. Asimismo, se crea un impuesto específico que gravará la realización de apuestas a través de máquinas electrónicas de juegos de azar o de apuestas automáticas instaladas en casinos o salas de entretenimiento expresamente autorizadas por Ley. Por apuesta, se entenderá la suma original arriesgada por el aportador, sea en fichas, monedas, billetes, dinero electrónico o cualquier otro medio. No se considerarían como parte de la apuesta las sucesivas ganancias que se generen a lo largo del ciclo de juego.
 
© Games Magazine 2017