Salas 08.05.2018 > Mundo

España: Sigue la batalla judicial en Codere

Habrá juicio oral en 2019 por un debatido proceso de reestructuración de la compañía. Asimismo, los ex dueños de la empresa, la familia Martínez Sampedro, continúan su reclamo para reincorporarse a la firma.

Un grupo de minoritarios dueños del 4,4% de la multinacional del juego Codere, representados por el estudio Cremades & Calvo Sotelo, pidió la impugnación del acuerdo de refinanciación de la empresa -aprobado en el Consejo del 23 de septiembre de 2014-, al considerar ilegal que se hiciera sin contar con los accionistas minoritarios. Tras escuchar a las dos partes en la vista preliminar celebrada el pasado 24 de abril, el Juzgado en lo Mercantil número 8 de Madrid ha decidido admitir la denuncia de los minoritarios y fijar juicio oral para 2019. El magistrado rechazó los argumentos de la compañía, que defendía que la impugnación estaba fuera de plazo -tres meses desde la aprobación en Consejo-.

En consecuencia, la decisión dejó en el aire el plan de reestructuración de la compañía. De hecho, los minoritarios denuncian que, tras el acuerdo pactado entre la familia Martínez Sampedro y los acreedores de la empresa, su participación pasó del 4,4% a prácticamente cero. El valor de ese 4,4% al 27 de abril de 2015, cuando se aprobó el acuerdo en la Junta de Accionistas, era de €3,7 millones. El total de minoritarios sumaba el 30,87% de la compañía en esa fecha. Tras el acuerdo de reestructuración, sólo mantuvieron el 0,67%.

En septiembre de 2014, la familia Sampedro, principal accionista y gestora de la compañía, había decidido aprobar un plan de reestructuración para hacer frente a la abultada deuda que acumulaba la compañía, de €1.589 millones. Gracias a ese acuerdo, los bonistas de la empresa convirtieron la parte de la deuda que atesoraban (€636 millones) en acciones de Codere representativas de un 97,78% del capital. El otro 2,22% quedaría en manos de los Martínez Sampedro.

Sin embargo, los fondos dueños de la deuda acordaron con los Sampedro venderles hasta el 19,9% de la compañía “a la vista de las relaciones institucionales y gubernamentales que se consideran necesarias para la continuación del éxito de los negocios regulados del grupo”. Pero ese acuerdo se habría alcanzado sin la opinión de los minoritarios. En una carta enviada a la CNMV en julio de 2015, los minoritarios declararon: "El acuerdo adoptado por la compañía con total exclusión de sus accionistas minoritarios no sólo atenta contra el principio de seguridad jurídica, sino que también vulnera los principios de buen gobierno corporativo que consagran las recientes reformas legislativas”.

Para colmo, en 2018, tras la entrada de los fondos capitaneados por Silver Point, los hermanos José Antonio y Javier Martínez Sampedro fueron cesados de la presidencia y vicepresidencia de Codere en enero de este año, respectivamente, lo que ellos, a su vez, han denunciado a la Justicia. Esa batalla entre los Sampedro y los fondos continuará en la próxima Junta de Accionistas, ya que los ex propietarios de la firma han pedido el cese de uno de los consejeros, Joseph Zappale, ex embajador de Estados Unidos en España y ex aliado de ellos. Como se advierte, hay muchos frentes por resolver en Codere, aunque se espera que en ambos temas se pueda lograr un acuerdo.

© Games Magazine 2018