Salas 03.07.2018 > Perú

Valencia (Mincetur): “La actividad de juegos de casino y máquinas tragamonedas está íntegramente formalizada y comprometida”

Roger Valencia, ministro de Comecio Exterior y Turismo de Perú, explica la actual política de Estado en el trabajo conjunto con la Dirección General de Juegos de Casino y Máquinas Tragamonedas. A la vez, realiza un balance sobre las diferentes herramientas de control y regulación del gaming, y proyecta la reglamentación de las apuestas online.

El país es uno de los puntos turísticos preferidos en América Latina, como así también en el mundo. Del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR) depende la Dirección General de Juegos de Casino y Máquinas Tragamonedas. ¿Cómo se vinculan ambos aspectos de la economía en cuanto a la política de Estado?
Al cumplirse diez años del proceso de Reordenamiento y Formalización de la actividad de juegos de casino y máquinas tragamonedas a nivel nacional, se ha logrado insertar al 100% de los operadores de salas de juegos al Sistema de Prevención Contra el Lavado de Activos y el Financiamiento al Terrorismo (SPLAFT), el íntegro de las máquinas tragamonedas a nivel nacional se encuentra interconectadas en tiempo real con el MINCETUR y la SUNAT, para fines de fiscalización y control tributario. Del mismo modo, se ha creado el registro de personas autoexcluidas por razones de ludopatía, se mantiene permanentemente la política de juego responsable y charlas de sensibilización contra la ludopatía a nivel nacional en protección de los grupos vulnerables de la población. A la fecha, podemos afirmar que el MINCETUR mantiene una política permanente de puertas abiertas con los administrados, quienes a su vez cumplen con sus obligaciones y con lo previsto en las leyes y normas vigentes, lo que se traduce en un sinceramiento de la recaudación por concepto del Impuesto a los juegos de casino y máquinas tragamonedas, la misma que desde que se inició el proceso de formalización de la actividad, se ha venido incrementando, alcanzado cada año cifras récord de recaudación con respecto a años anteriores, siendo que en 2016, de acuerdo a información proporcionada por la SUNAT, la recaudación ascendió a algo más de S/ 298 millones de soles. Es importante destacar que, de acuerdo a Ley N° 27153 y normas modificatorias, el impuesto a los juegos de casino y máquinas tragamonedas beneficia a varias instituciones del Estado, de acuerdo al siguiente detalle: 30% Municipalidades Provinciales (S/ 89,4 millones); 30% Municipalidades Distritales (S/ 89,4 millones); 15% Tesoro Público (S/ 44,7 millones); 15% MINCETUR (S/ 44,7 millones); y 10% IPD (S/ 29,8 millones). Por su parte, el 15% que recibe el MINCETUR se distribuye de la siguiente manera: 45% Desarrollo Turístico (S/ 20,12 millones); 30% Cites en Artesanía (S/ 13,41 millones); y 25% Fiscalización de la actividad del juego (S/ 11,17 millones). Del 45% que corresponde a desarrollo turístico, se puede destacar que ha sido destinado para la adquisición de bienes para la Red de Seguridad Turística (vehículos, lanchas, cuatrimotos, sistemas de comunicación, otros), ferias turísticas, capacitación en temas turísticos, programas de desarrollo turísticos, campañas publicitarias de cultura turística, puesta en valor de recursos turísticos, entre otros bienes. Con esto, se aprecia la importancia que tiene la actividad de juegos de casino y máquinas tragamonedas en la promoción del desarrollo de la actividad turística de nuestro país y el fortalecimiento de la afluencia de turistas hacia el Perú de los países vecinos que buscan alternativas de entretenimiento formal y ordenado.

La industria del juego en Perú goza de madurez y crecimiento constante. ¿Cuál es el balance que hace del escenario a más de una década de emitirse la Ley 28945 de Reordenamiento y Formalización?
En el Perú, antes de 2007, menos del 4% de la actividad de juegos de tragamonedas era formal, pues el resto operaban gracias a acciones judiciales de amparo. Es así que, en diciembre de 2006, se promulga la Ley N° 28945, Ley de Reordenamiento y Formalización de la actividad de tragamonedas, y en febrero de 2007, el Tribunal Constitucional del Perú, a raíz de una demanda interpuesta por el MINCETUR, resolvió declarar nulas y sin efecto las acciones de amparo que permitían la explotación de salas de juego de tragamonedas sin fiscalización, control ni pago de los impuestos. Es en esta coyuntura que todos los operadores que habían venido explotando salas de juego de tragamonedas ilegalmente, se acogen a la formalización y de 35 salas de tragamonedas formales se logra la formalización de un total de 698 salas, clausurándose de forma definitiva 126 salas de tragamonedas que no cumplieron con las condiciones y requisitos para su formalización. Cabe destacar que las salas de juegos de casino siempre han sido formales, por tanto no se tuvo problemas con dichos negocios. Luego del proceso de formalización de la actividad, que culminó en 2010, se ha conseguido insertar la actividad de juegos de casino y máquinas tragamonedas en el Sistema de Prevención Contra el Lavado de Activos y el Financiamiento al Terrorismo (SPLAFT), se ha promulgado la Ley contra la Ludopatía, que crea el registro de personas impedidas a ingresar a salas de juego, se han emitido normas que permiten la transferencia de salas autorizadas a través del regulador y se han interconectado la totalidad de las 82 mil máquinas tragamonedas con el MINCETUR y la SUNAT. Gracias a esto último, se cuenta con información en tiempo real de la producción de cada máquina tragamonedas para el correcto cálculo del pago de los impuestos, así como eventos técnicos para facilitar la fiscalización de las mismas. Actualmente, la actividad de juegos de casino y máquinas tragamonedas en salas presenciales es un sector íntegramente formalizado y comprometido por mantener la imagen frente a la sociedad que se ha venido ganando. Esto permite que los operadores inviertan en tecnología, debido a que el mercado de máquinas tragamonedas es muy dinámico por naturaleza, lo que genera que el regulador acompañe estos avances tecnológicos, de tal manera que a la fecha se cuenta con una normativa que incluye aspectos técnicos para operar sistemas, tales como Server Base, sistemas de fidelización, cash less, tito, entre otros. Es importante señalar que esta diversidad de productos debe ser previamente certificados por los laboratorios autorizados para luego ser homologados por el regulador para su operación y explotación en el Perú.

En julio de 2012, se implementó el Sistema Unificado de Control en Tiempo Real (SUCTR), lo que significó una herramienta muy valiosa en el contexto general. A la distancia, ¿qué opinión tiene sobre el procedimiento adoptado?
Considero que, para el Estado, el SUCTR es una herramienta que facilita, complementa y contribuye a las labores de control y fiscalización y del correcto cálculo del monto a pagar por concepto del impuesto a los juegos. El Tribunal Constitucional del Perú en su momento manifestó claramente que la implementación del SUCTR por parte de los operadores se encuentra dentro de las condiciones razonables que deben exigirse, pues responde a finalidades plenamente legítimas como garantizar la transparencia en el juego y fiscalizar la actividad. Asimismo, para los operadores de salas de juego de máquinas tragamonedas, los beneficios no se agotan, puesto que más allá de ser una herramienta de fiscalización y control, responde a un eficiente sistema de gestión que contribuye a la toma de decisiones empresariales y comerciales, optimizando las alternativas para el manejo interno de la sala de juegos y por ende de las empresas operadoras.

La lucha contra el juego ilegal es parte de la coyuntura en la región. Por caso, en Perú, los procedimientos son constantes, incluso con la disposición de recursos específicamente asignados para la causa. ¿Cómo se define ese plan de acción y cuáles fueron los resultados al momento?
La lucha que sostiene el MINCETUR es frontal contra cualquier intento de ilegalidad en el sector. Antes de llevar a cabo un operativo de clausura de salas informales, el MINCETUR realiza labores de inteligencia a nivel nacional, con la finalidad de erradicar cualquier intento de operar salas sin autorización del MINCETUR, procediendo luego de estas acciones de inteligencia a clausurar la sala de juego y comisar las máquinas tragamonedas que se encuentran en explotación indebidamente. Estas acciones son posibles gracias al gran apoyo de la Policía Nacional, las autoridades municipales, el Ministerio Público, entre otros, debido a que la lucha contra la ilegalidad es una tarea que compete a todas las instituciones del Estado. Esta lucha contra la ilegalidad también incluye el comiso y destrucción de máquinas tragamonedas dirigidas a menores de edad, las llamadas de “bolitas” o “chinas”, las mismas que operan ilegalmente de acuerdo a lo dispuesto en la Ley N° 29149, que reprime la tenencia, explotación, fabricación, ensamblaje, importación y comercialización de máquinas tragamonedas destinadas a menores de edad. Sin embargo, podemos afirmar que esta actividad de juegos de casino y máquinas tragamonedas esta íntegramente formalizada y que cualquier intento de explotar juegos de tragamonedas o de casino son inmediatamente atendidos con el rigor necesario, para mantener el principio de autoridad que se recuperó luego de la formalización. 

Colombia fue el primer país en regular las apuestas online. En Perú, la ley está presentada. ¿En qué situación se encuentra de cara a su ejecución? ¿Qué aspectos de la experiencia colombiana pueden ser tomados en cuenta?
Definitivamente, todas las experiencias de otros países han sido consideradas útiles para aspectos de nuestra regulación, como una línea de base. Lógicamente que es necesario personalizarlas de acuerdo a la realidad de nuestro país, pero siempre teniendo presente todas estas experiencias. En la elaboración de nuestro proyecto de regulación, hemos considerado muchos de los artículos de nuestras salas presenciales, como garantías, laboratorios, certificaciones, homologaciones, protección a grupos vulnerables de la población, infraestructura de salas de apuestas deportivas entre otros, que conjuntamente con lo analizado de varias regulaciones respecto a los juegos por internet y apuestas deportivas, creemos que nos ha permitido elaborar el proyecto de ley que consideramos es adecuado para el Perú. Actualmente, el proyecto de ley para regular los juegos por internet y apuestas deportivas se encuentra en la etapa final; esto es, en la verificación con las áreas competentes del MINCETUR, para continuar con el trámite necesario para su aprobación en el Congreso de la República.

Según cifras oficiales, Perú cuenta con 16 casinos autorizados y 750 salas de juego. La regulación del juego presencial es sinónimo de elogio, tanto en LatAm como en el mundo, incluso con proyección constante en cuanto a las inversiones. ¿Cuáles son las claves para dicha ecuación?
Consideramos que es muy importante para todas las personas que forman parte de la actividad de juego localizado en el Perú, el reconocimiento internacional que se tiene en materia de regulación y control de la actividad juegos de casino y máquinas tragamonedas, por los logros obtenidos que han permitido que la actividad se venga consolidando a través de los años como un referente en la región, no solamente por su estabilidad económica, jurídica y tributaria, sino también el constante desarrollo y evolución tecnológica. Es así que la International Masters of Gaming Law (IMGL), organización internacional sin fines de lucro, que agrupa profesionales especializados en temas como educación, regulación, tributación, apuestas, eligió al Perú como el mejor regulador de Centro y Sudamérica en 2015, reconocimiento que nos motiva y obliga a todo el sector a estar a la vanguardia en temas de regulación y proteger que la actividad se mantenga en la formalidad y cumpliendo con las obligaciones para con el estado. Asimismo, es motivo de orgullo que en cada foro internacional se reconozca al Perú como un referente por los logros obtenidos en la formalización, lucha contra la ilegalidad y fortaleza de su regulación con respecto a los estándares técnicos que proporcionan seguridad a los fabricantes, operadores, regulador y clientes de las salas de juego. El crecimiento en cuanto salas de juego no ha sido muy significativo, este último año se han logrado mayormente consolidar los negocios de salas de juegos, con un amplio cumplimiento de las normas establecidas y sobre todo con el correcto pago de los impuestos por parte de los operadores, con lo cual como ha venido ocurriendo desde que se inició el proceso de formalización de la actividad, año a año se ha obtenido récord histórico de recaudación del impuesto a los juegos impuestos. El marco regulatorio peruano ofrece reglas claras que permiten atraer inversiones de capitales extranjeros, que desean invertir en proyectos integrales de hoteles o restaurantes con salas de juego.

© Games Magazine 2018