Slots 28.11.2019 > México

Se compromete el Senado de México a escuchar a la industria del juego, pero nada más

Muchas buenas intenciones por parte del gobierno de México, pero aún se ve lejano el tiempo en que se comience a implementar una regulación efectiva

Aunque con una hora de retraso, el senador Alejandro Armenta, presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República de México, acudió al compromiso que tenía agendado con los empresarios que asistieron a la Segunda Convención de la Industria del Juego en México, la mayoría de los cuales forman parte de la Asociación de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta (AIEJA), que preside Miguel Ángel Ochoa.

 

Participante de la ponencia “Legislación y desafíos de la industria del juego en México”, en la que compartió el panel con el empresario Óscar Paredes Arroyo, propietario del casino El Palacio de los Números, y la abogada Cristina Romero, de la firma española Loyra Abogados, Armenta se declaró abierto a escuchar a los integrantes del sector y a transmitir sus peticiones a instancias más elevadas.

 

“El anhelo en el Senado mexicano es conseguir justicia tributaria y justicia distributiva”, aseguró el político en alusión al hecho de que ante la falta de regulación existente en México en relación a la industria, han surgido casas apuestas y casinos que operan en la ilegalidad y que representan competencia desleal para aquellos empresarios que han cumplido con las normas y exigencias del gobierno, amén de que en muchos casos no pagan impuestos.

 

En ese sentido, durante su intervención, Paredes Arroyo se quejó al punto de la amargura de las vicisitudes que han enfrentado los integrantes de la industria, dueños de casinos, operadores y fabricantes, para mantenerse vigentes en un sector que, al ritmo que marca la tecnología, ha visto decrecer la audiencia en sus salas de juego en virtud al auge que ha experimento el juego online y del que aún no existe legislación alguna. 

 

“No somos criminales, como nos han tachado, somos empresarios”, argumentó Paredes Arroyo al tiempo que señalaba a la audiencia. Armenta, quien dijo representar al senador Ricardo Monreal, el líder del partido Morena en el Senado de la República, se mostró receptivo ante las peticiones y reclamos que esgrimió su interlocutor.

 

“En el Senado los vemos como emprendedores, como empresarios, como generadores permanentes de empleos”, respondió Armenta, quien más adelante se comprometió a entablar un diálogo más estrecho con los integrantes de la industria. Muchos buenos deseos, intenciones y amabilidad, pero más allá de eso, nada concreto. 

 

Pese a su retraso, a favor de Armenta es justo decir que acudió a la cita. No ocurrió lo mismo el día anterior con el también senador Cristóbal Árias Solís, presidente de la Comisión de Gobernación del Senado, quien simplemente no se presentó a impartir la ponencia “Gobernabilidad en México y legalidad de la industria del entretenimiento en México”.